Urbanismo de Extremadura con-ciencia crítica

El urbanismo se sustenta en tres pilares básicos: Adecuada PLANIFICACIÓN, correcta GESTIÓN y cumplimiento de las normas (DISCIPLINA URBANÍSTICA). Por otro lado, el objetivo del urbanismo es doble: Hacer compatible el DESARROLLO URBANO con la PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO (cultural y natural) para su mantenimiento y transmisión a las próximas generaciones.

En una región de la extensión y valor natural de Extremadura, sin apenas ciudades (sólo siete núcleos pueden recibir la consideración de tales), sembrada de pequeños municipios (388), algunos de ellos convertidos en auténticos "asilos de ancianos", no son aplicables las “recetas de manual” importadas de otras regiones y de grandes ciudades en las que parecen haberse formado los gestores del urbanismo extremeño.

En el año 2001 la Comunidad Autónoma de Extremadura aprobó su primera Ley del Suelo (Ley 15/2001, LSOTEX) y en lugar de redactar una norma adaptada a su territorio, copió la norma de la Comunidad Valenciana. Años después los resultados están a la vista y son perfectamente cuantificables: A los diez años de rodaje de la Ley, ni siquiera el 4% de los municipios contaban con planeamiento general aprobado conforme a la Ley y el territorio extremeño está plagado de un archipiélago de urbanizaciones ilegales que objetivamente muestran las fotografías aéreas pero que la Administración “no ve”.

No existen las Directrices de Ordenación Territorial, los Planes Territoriales (incompletos) no están funcionando y los Centros Históricos están desatendidos y sin planeamiento especial aprobado, pasto de las arbitrariedades de las Comisiones de Patrimonio. La Ley del Suelo se ha cambiado puntualmente en 3 ocasiones, pero no para contemplar las especificidades de los pequeños municipios (los grandes perjudicados en la falta de desarrollo y pérdidas de patrimonio urbano notables) sino que gobierno autonómico y oposición se han puesto de acuerdo en modificarla para permitir actuaciones ilegales como la urbanización de Isla de Valdecañas (con sentencia firme de demolición por el Tribunal Supremo).

La gestión es kafkiana: La Administración (Urbanismo, Medio Ambiente, Patrimonio, Carreteras…) es cada día más exigente con los equipos de planeamiento y mira para otro lado con los incumplidores (que son privados y también públicos).

Tras haber colaborado activamente durante años en la redacción de planeamiento, en municipios tan emblemáticos como Guadalupe, Garganta la Olla, Jerte, Hervás o Aldeanueva del Camino; y en la actual situación de bloqueo, esta LÍNEA DE INVESTIGACIÓN UNIVERSITARIA en Urbanismo ha girado en 2012 hacia el diagnóstico de los problemas.

El nuevo objetivo de esta línea es estudiar el Urbanismo y la Ordenación Territorial de Extremadura con ciencia y a la vez con responsable espíritu crítico universitario: De manera contextualizada se diagnostican los problemas para mover a la Administración a la búsqueda de soluciones. Asimismo, se deja constancia de los errores perpetrados, de sus mecanismos político-administrativos para llevarlos a cabo y de sus responsables.

Investigadores participantes:

Por el grupo GICA:

  • Prof. José-Carlos Salcedo.

Por el Departamento de Arte y Ciencias del Territorio:

  • Prof. Antonio Campesino.
  • Prof. Víctor Jiménez.



Principales trabajos publicados:
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.